El pueblo de Mira

Sobre Mira

Mira nevada

Mira en invierno

El pueblo de Mira está situado en la falda de la ladera de un monte, en la comarca de la Serranía Baja de Cuenca, en el límite con la provincia de Valencia, donde limita con Garaballa y Henarejos, al norte, con los pueblos valencianos de Camporrobles y Villargordo del Cabriel, al sur, con Aliaguilla, al este, y con Enguídanos y Narboneta, al oeste. Cuenta con una climatología de tipo continental, con veranos cálidos e inviernos fríos, aunque con matiz mediterráneo. Su término municipal es de 212 kilómetros cuadrados y se sitúa geográficamente en una altitud en torno a 830 m. sobre el nivel del mar. En la actualidad tiene 1.300 habitantes, aproximadamente.

Vista aera de Mira

Vista aerea de Mira

Los cultivos agrícolas de tipo leñoso más destacados en Mira son los viñedos, almendros, frutales y olivos. También se cultivan cereales como el trigo y la cebada, y abundantes huertas cercanas al río Ojos de Moya que cruza el pueblo (denominándose a partir de ahí como río Mira) y riega los campos hasta desembocar en el embalse de Contreras. La vegetación autóctona está representada por pinos, de distintas variedades, abundante matorral mediterráneo y plantas aromáticas silvestres, principalmente.

La economía mireña está basada fundamentalmente en la agricultura, con dos cooperativas, una la Cooperativa Agrícola San Antonio Abad, elabora y vende vinos, y ofrece suministros y servicios a sus socios y, otra, la Sociedad Cooperativa Miroliva, que produce un excepcional aceite de oliva virgen extra. También existen cooperativas forestales, dedicadas a trabajos y servicios forestales, varias granjas cunícolas, granjas avícolas, de cerdos y otra de gallinas, así como diferentes servicios y comercios dentro de la localidad. Por su parte, el sector industrial local está representado por la empresa de ladrillos y bloques Cerámicas de Mira, la empresa de prefabricados de hormigón Puréner S.A., y la fábrica de ropa Creaciones Visi y Fabrica de plásticos DILONT PLAST.

Plaza de la Villa

Plaza de la Villa

Mira cuenta con suficientes infraestructuras y servicios para toda la población, tiene farmacia y centro de salud (24 horas), un Centro Social Polivalente, Biblioteca, Centro de internet, Ludoteca, instalaciones deportivas, asistencia de servicios sociales varios, y un conjunto urbanístico digno de ser declarado y protegido como Bien de Interés Cultural.

En la actualidad, al igual que muchos de los pueblos de su entorno, Mira se encuentra en pleno proceso de cambio, de un desarrollo local moderno, donde la sostenibilidad de las gentes y el propio medio o entorno rural se manifiesta como el eje central de actuación. La conjunción del patrimonio cultural y natural valorizado junto al mismo desarrollo económico y la estabilidad de la población hacen de Mira un pueblo con gran proyección de futuro.